Parálisis Facial: Rehabilitación con Terapia de Biofeedback

La parálisis facial es un padecimiento relativamente frecuente que requiere una atención adecuada de manera precoz para evitar las secuelas. Ocurre por disfunción del nervio facial, la cual puede tener un origen central o periférico, y que afecta la capacidad del paciente para mover los músculos de una mitad de la cara, así como alteración para distinguir sabores y en ocasiones también se acompaña de alteraciones auditivas.

Generalmente llamada Parálisis de Bell, la parálisis facial de origen periférico es la forma más común de presentación de este trastorno. El paciente acude a consulta porque nota asimetría facial y conforme evoluciona el padecimiento presenta debilidad y dificultad para cerrar el ojo y la boca del lado afectado, lo que puede ocasionar dificultad para tomar líquidos.

En algunas ocasiones la afección puede durar más de 6 meses, en cuyo caso hablamos de una parálisis en estadio crónico (25-65% de los casos). Cuando esto sucede, se pueden presentar secuelas como la sincinesia, hipercinesis, espasmo posparalítico, síndrome mioclónico secundario y lagrimeo; esto debido a una regeneración incompleta o aberrante del nervio.

Para evitar la cronicidad del padecimiento, así como para recuperar la movilidad y funcionalidad precozmente, es necesario que el paciente reciba terapias de Rehabilitación, las cuales se pueden complementar con técnicas de biofeedback. El Biofeedback con Electromiografía es una técnica que consiste en ofrecer al cerebro información sobre un proceso que se está realizando, lo cual le permite a éste controlar voluntariamente dicho proceso. Se ha visto que este tipo de técnica de Rehabilitación aplicada a los pacientes con parálisis facial ofrece mejoría significativa en los músculos Orbiculares tanto de los párpados como de los labios, disminuyendo así la asimetría facial.

Diversos estudios han demostrado la efectividad del Biofeedback con Electromiografía en la parálisis facial, y al ser un método no invasivo (pues se usan electrodos de superficie) es recomendable en pacientes cuyo pronóstico se considere reservado.

En Electromiografía y Rehabilitación realizamos una valoración inicial de nuestros pacientes con parálisis facial y de ser necesario, aplicamos estas técnicas para lograr recuperar fuerza y funcionalidad en los músculos de la cara afectados, evitando así presencia de secuelas que pueden ser muy molestas para e paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button