¿Qué es la Rehabilitación Pediátrica?

La rehabilitación pediátrica es una forma de fisioterapia que se enfoca en atender en los niños trastornos neurológicos y lesiones ortopédicas, tanto agudas como crónicas, mismas que pueden afectar su desarrollo motriz y limitar el potencial para su independencia cuando lleguen a una edad adulta. Este tipo de rehabilitación se practica desde pacientes recién nacidos, hasta adolescentes. Cuando se detecta algún problema o lesión en un menor, realizar una terapia de rehabilitación es vital, ya que el cerebro aún tiene la capacidad de renovar o reconectar los circuitos neuronales de manera efectiva.

Uno de los principales objetivos de la rehabilitación pediátrica es promover el bienestar psicológico, físico y emocional de los pacientes, ofreciendo enfoques integrales personalizados y basados en el neurodesarrollo y neuroplasticidad del pequeño. Se pretende favorecer al paciente ayudándolo a desarrollarse y previniendo secuelas de cualquier patología, además de promover su participación en actividades de la vida diaria siempre tomando en cuenta sus limitaciones.

¿Cuándo es necesaria la Rehabilitación Pediátrica?

Las técnicas y procedimientos de la rehabilitación pediátrica (aplicables desde recién nacidos hasta los 18 años de edad) engloban diferentes tipos de afecciones y patologías, desde problemas en las articulaciones, hasta problemas en el sistema nervioso central, incluyendo:

  • Enfermedades neuromusculares (distrofia muscular, miopatías, etc.)
  • Enfermedades del nervio periférico (neuropatías congénitas o adquiridas)
  • Lesiones de plexos (plexopatías traumáticas, infecciosas o tumorales)
  • Enfermedades neuromotoras (atrofias musculares espinales)
  • Lesiones musculares en general
  • Enfermedad de Arnold Chiari (lesión medular traumática)
  • Anomalías o malformaciones en general
  • Parálisis cerebral infantil
  • Síndromes dismórficos
  • Osteogénesis imperfecta
  • Tortícolis congénita
  • Displastia de cadera
  • Parálisis braquial obstétrica
  • Desviaciones del raquis
  • Alteraciones o rotaciones de miembros inferiores
  • Distrofia muscular de Duchenne
  • Trastornos del lenguaje y/o aprendizaje
  • Lesiones medulares (espina bífida, mielomeningocele, meningocele)

Técnicas de Rehabilitación Pediátrica

Las distintas técnicas de rehabilitación pediátrica ayudan en el diagnóstico y tratamiento de una amplia gama de patologías. Dependiendo del tipo de afección que el paciente posea, su médico o especialista valorará las opciones y el tipo de rehabilitación que se necesitará. Algunos de los métodos más usados son:

Método Vojta: especialmente indicado para niños con trastornos y alteraciones psicomotoras.

Concepto Bobath: es un enfoque de fisioterapia neurológica utilizado para el tratamiento de trastornos de la función, el movimiento y el control postural.

Método Schroth: técnica para el tratamiento de desviaciones del raquis (escoliosis idiopática y cifosis).

Las ayudas técnicas como sillas de ruedas, muletas, zapatos ortopédicos, prótesis, etc.) también pueden ser vitales para promover la movilidad, la educación y la participación social del paciente lesionado o con alguna discapacidad.

¿En que consiste la Rehabilitación Pediátrica?

El objetivo del fisioterapeuta en la rehabilitación pediátrica es ayudar al niño(a) a conseguir el máximo potencial de independencia a través de la observación, valoración y promoción de la salud y bienestar en general. Asimismo, un programa de rehabilitación pediátrica adecuado debe incluir y proporcional ayuda a los familiares del paciente para colaborar como equipo y lograr un desarrollo integral en los distintos ámbitos, familiar, educativo y social. Esto favorece y promueve que el niño(a) participe en las actividades del día a día, en casa, en la escuela y en la comunidad mientras trabaja en su rehabilitación.

La fisioterapia aplicada en la edad pediátrica requiere de prácticas y conocimientos específicos así como estrategias terapéuticas encaminadas a obtener el mayor nivel funcional en los niños con problemas y dificultades motrices. Además de activar las funciones motoras del paciente para promover su independencia a futuro, se genera conciencia y comunicación con la familia involucrada. Asimismo se intenta estimular por vía sensorial al niño ayudándolo a que sepa comunicarse y expresarse adecuadamente. Todo esto en conjunto para lograr una completa autonomía y reintegración del paciente en su ambiente.

[ratings id="7648"]

¿TE INTERESA AGENDAR UNA CONSULTA?

¡CONTÁCTANOS!

Call Now Button