¿Qué es la Rehabilitación Deportiva?

Las lesiones deportivas son muy comunes cuando se practica algún deporte o ejercicio físico con regularidad. Algunas suceden accidentalmente, mientras que otras pueden ser ocasionadas por malas prácticas en el entrenamiento o el uso inadecuado del equipo de entrenamiento.

La rehabilitación deportiva es un conjunto de técnicas y procedimientos terapéuticos que se aplican para restablecer la normalidad y función de los movimientos en un paciente deportista para que este pueda reintegrarse a sus actividades deportivas con un máximo rendimiento lo más rápido posible.

 

Principales Lesiones Deportivas

Existen distintos tipos de lesiones deportivas, unas suelen ser más comunes que otras, por ejemplo: contracturas musculares, lesiones de rodilla, sobrecargas, contusiones, elongaciones, distensiones o roturas de fibras, tendinopatías y otras enfermedades de los tendones, esguines o distensión de ligamentos, luxaciones, etc. Aquí también entraría la recuperación posoperatoria, pues después de que un paciente se somete a una cirugía es posible que necesite algún tipo de rehabilitación, dependiendo del tipo de procedimiento médico y cuando un paciente sufre una lesión traumática como fracturas, roturas o plastias de tendón o ligamento, necesitará una rehabilitación funcional tras la intervención quirúrgica.

Técnicas de Rehabilitación Deportiva

Las técnicas de rehabilitación deportiva más usadas por los expertos son:

  1. Crioterapia: se puede utilizar de distintas maneras, uno de los procedimientos más destacados son el masaje con hielo, baños de inmersión, crio-saunas, duchas frías y masajes post-competición. (Generalmente no deben durar más de 10 minutos).
  2. Vendaje Funcional: con esta técnica se consigue limitar la movilidad del tejido lesionado sin afectar su funcionalidad y posteriormente mejorando la movilización y la calidad del tejido cicatricial. El vendaje ayudará a que no se alargue la estructura lesionada y conseguir una mejor cicatrización.
  3. Electroterapia: actúa a nivel celular directamente, acelerando la regeneración de las heridas , restauración de los tejidos y funciones. Es una de las terapias más útiles y versátiles para ayudar a los pacientes a recuperarse de manera rápida.
  4. Drenaje Linfático Manual: favorece la eliminación de los restos de células y tejidos lesionados por vía linfática, así como el líquido acumulado en la zona dañada, evitando su encapsulamiento y una posible fibrosis.
  5. Masajes Deportivos: buscan optimizar el rendimiento muscular, prevenir y tratar lesiones, además de luchar contra la fatiga y aumentar la capacidad de trabajo y rendimiento del deportista. Activan la circulación de los fluidos, eliminando residuos, toxinas y otros desechos, así como ayudan a aumentar la oxigenación de los músculos.
  6. Kinesiterapia Deportiva: esta técnica utiliza métodos manuales o mecánicos, ya sean activos o pasivos para la recuperación y prevención de lesiones.

 

¿Porqué es necesaria la Rehabilitación Deportiva?

Cuando un deportista sufre una lesión deportiva se recomienda que comience con un proceso de rehabilitación deportiva lo antes posible para evitar que los músculos y tendones se debiliten y para evitar la rigidez en las articulaciones, pues esto podría retrasar la recuperación del paciente.

La fisioterapia tiene dos funciones: preventiva y terapéutica. La preventiva se aplica para evitar la aparición de lesiones y optimizar el rendimiento deportivo mientras que la terapéutica se utiliza para tratar y rehabilitar lesiones y funciones, readaptándolas al entrenamiento deportivo. Un fisioterapeuta deportivo conoce la anatomía, fisiología y mecánica de las lesiones que necesitan ser tratadas. Después de identificar cuál es el problema, decidirá qué tipo de técnicas deportivas utilizará para comenzar con la rehabilitación del paciente.

La meta de la rehabilitación deportiva es que puedan regresar a entrenar lo más pronto posible, siempre teniendo la seguridad de que todos los aspectos relacionados con su lesión han sido abordados y tratados, disminuyendo el riesgo de que la lesión empeore y minimizando la pérdida de condición física y rendimiento.

 

¿En que consiste la Rehabilitación Deportiva?

Dependiendo del tipo de lesión se determinará el tipo de técnica o técnicas que se utilizarán para ayudar al paciente a recuperar la funcionalidad de sus músculos, ligamentos, tendones, tejidos, etc. La rehabilitación deportiva se enfoca en la rehabilitación física de los pacientes y la máxima recuperación posible de la función motriz afectada. No solo se tratan los síntomas y el dolor, sino que también se identifican todos los factores que generaron la condición patológica o disfuncional y a partir de ello se diseña un programa individual y personalizado de acorde con las necesidades terapéuticas de cada paciente.

[ratings id="6393"]

¿TE INTERESA AGENDAR UNA CONSULTA?

¡CONTÁCTANOS!

Call Now Button