Electrodiagnóstico en Neuroma de Morton

Lo primero para comprender mejor esta patología es establecer la definición de la misma. El neuroma de Morton se considera en realidad una patología por atrapamiento de los nervios interdigitales plantares, los cuales llegan a sufrir una compresión entre las cabezas de las metatarsianos. Es decir, no se considera propiamente un neuroma, ya que histológicamente el perineuro se engrosa y se fibrosa y se produce una desmielinización
local. El grosor nervioso incrementa y las fibras nerviosas axonales se adelgazan.

La formación de este proceso fibrótico toma varios años, y se ha asociado en gran medida al tipo de calzado que se utiliza, por lo que es una enfermedad más común en mujeres, en una relación 8:1 y generalmente comienza en la quinta a séptima décadas de la vida.

Clínicamente los pacientes presentan un dolor de tipo ardoroso a nivel de la planta del pie y el empeine que se irradia como descarga eléctrica hacia los dedos inervados por el nervio interdigital afectado. La molestia se exacerba al usar zapatos de tacón o que tengan una puntera estrecha, también al realizar caminatas prolongadas o al correr.

Para llegar al diagnóstico es importante tener en cuenta la clínica y la exploración física, sin embargo, no se deben dejar de lado los estudios de imagen y de electrodiagnóstico. El examen ultrasonográfi co tiene una sensibilidad de hasta 92% y una especificidad de 100%, con resultados similares mediante la resonancia magnética. Aunque en la mayoría de los casos no se requiere confirmación mediante estudio neurofisiológico, éste puede ser una herramienta útil en aquellos casos en los que se debe diferenciar esta patología de otras con clínica similar como podrían ser: Síndrome del túnel tarsiano o polineuropatía diabética dolorosa.

El tratamiento consiste cambios específicos en el calzado, así como terapia física y rehabilitación; también se suele administrar una infiltración con antiinflamatorios y/o agentes anestésicos. Cuando este manejo conservador no es suficiente para controlar la sintomatología, se sugiere valorar el manejo quirúrgico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button